31 de enero de 2014

Correr

Correr, quiero correr, este pensamiento está constantemente en mi cabeza, miro por la ventana y todos los días me parecen perfectos para ello, pero sigo con un yeso en el pie, y vamos para dos semanas, mientras me mortifica la idea de ir perdiendo poco a poco la forma ganada. Se supone que me quedan otras dos semanas para quitármelo y luego empezar poco a poco a ejercitar y caminar, el regreso a las carreras se me antoja largo, y eso quema, vaya si quema.

2 comentarios:

  1. hola, gracias por tu visita, si, lo encontre, muchas gracias, saludos.

    ResponderEliminar